Le dan seis años por intentar matar

Fuente: elciudadano | Fecha: 2016-08-30

Un joven de 20 años fue condenado a fines de julio a seis años de prisión efectiva a través de un juicio abreviado por los delitos de tentativa de homicidio y portación ilegal de arma de fuego. Se trata de Kevin Eduardo Peralta, y el hecho que se le achacó ocurrió el 12 de noviembre de 2014 en Rodríguez y Centeno. En medio de una disputa entre dos familias del sur de la ciudad, la balacera por la que fue condenado tuvo como víctima a un chico que en ese entonces tenía 21 años y que se salvó de milagro.

La noche del 12 de noviembre de 2014, una vieja rivalidad entre dos grupos de pibes de zona sur terminó a los tiros. En la esquina de Rodríguez y Centeno, primero alguien escuchó gritar “matalo, matalo” y después retumbaron cinco disparos. Dos de ellos hirieron a Oscar Alberto A., un chico que en ese entonces tenía 21 años y que salvó su vida de milagro. Un plomo le perforó la rodilla y el otro le quedó alojado justo al lado del corazón. Según dijeron los médicos en su momento, operar era más peligroso que dejar la bala en su cuerpo.

En su momento, fuentes de la investigación señalaron que el ataque fue el correlato de una vieja disputa entre dos banditas de pibes que viven en una zona de emergencias ubicada en inmediaciones de Centeno y Rodríguez, que mantiene a dos familias enfrentadas. En este sentido, varias denuncias cruzadas de amenazas habían sido radicadas en la seccional 15ª, que tiene jurisdicción en la zona. La noche de los disparos, según fuentes policiales, las diferencias entre los grupos subieron de tono y terminaron a los tiros.

Por la balacera, en la investigación aparecieron mencionados dos jóvenes. Uno de ellos, Kevin Eduardo Peralta, quien tiene 20 años y había sido sindicado como el autor de los disparos, fue detenido meses después e imputado a partir de la investigación llevada adelante por el fiscal Adrián Spelta. El 27 de julio pasado en los Tribunales provinciales, Kevin firmó un juicio abreviado a través del cual fue condenado a seis años de prisión efectiva por los delitos de homicidio agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa y portación ilegal de arma de fuego de uso civil. El acuerdo fue hecho entre el fiscal y el defensor privado Alberto Grinberg Mota, y homologado por el juez Alejandro Negroni.

El otro sospechoso e imputado en la causa fue Javier Alfredo Montes, un joven de 21 años que tiene una discapacidad motriz debido a que por un accidente de tránsito le tuvieron que amputar una pierna. Javier fue condenado también a través de un procedimiento abreviado en junio del año pasado. En su caso, la pena acordada fue de tres años de prisión efectiva por homicidio agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa en calidad de partícipe necesario.