La EPE deberá pagar por daños

Fuente: elciudadano | Fecha: 2015-02-19

La Justicia santafesina ordenó a la Empresa Provincial de la Energía (EPE) a pagar unos 15 mil pesos más intereses a los dueños de una farmacia de San Lorenzo que sufrieron daños en varios artefactos tras un aumento de la tensión en 2008.

Un desperfecto en la línea eléctrica afectó al comercio ubicado en Sargento Cabral y Luis Borghi. Según el fallo de la jueza en lo Civil y Comercial Marisa Malvestiti, hubo un obrar negligente de la empresa. Desde la EPE se defendieron y argumentaron que la demandante colocó el cartel sin respetar una zona de seguridad y fue por allí por donde pasó la corriente que estropeó los aparatos.

Explosiones

De acuerdo a la titular de la farmacia, el hecho que llevó a la demanda ocurrió el 29 de mayo de 2008, cerca de las 20. En ese momento la mujer escuchó, y luego constató, que una explosión había afectado la red eléctrica sobre la columna que está en la esquina de la farmacia. En simultáneo, según refirió la mujer al juzgado, esto derivó en que distintos artefactos dentro del local explotaran.

“Se oyeron fuertes golpes, hubo emisión de intenso humo y olor a quemado. Inmediatamente después de la explosión hubo un apagón generalizado”, señala el fallo.

Días más tarde, y tras la presencia de una cuadrilla de la EPE que restableció el servicio, la demanda ingresó a la Justicia santafesina.

La comerciante no había conseguido una respuesta en su reclamo ante la EPE. Escribano de por medio para constatar el estado de los artefactos, comenzó el juicio cuya sentencia de primera instancia se conoció ayer.

La empresa se defendió al señalar que la dueña violó la zona de seguridad establecida por las normas cuando montó una columna con el cartel de su local. Y más, señaló que la estructura publicitaria, en parte de metal, no tenía su correspondiente conductor a tierra.

Si lo hubiese tenido, entendieron desde la EPE, la descarga no habría ingresado al local.

Peritaje

Los peritos definieron que la distancia entre la línea de media tensión y la estructura que soporta el cartel de la farmacia no se correspondía con la distancia establecida por las normas, pero esto no fue el origen por el cual se dañaron los aisladores de la línea de media tensión.

La Justicia encontró culpable a la empresa y ordenó que pague a la dueña de la farmacia por el daño y destrucción de los bienes afectados por la descarga eléctrica una suma de 14.944 pesos más intereses.