Por temor a robos, más familias aseguran su casa

Fuente: elciudadano | Fecha: 2012-01-15

Según datos que entregan las compañías de seguros más importantes de la ciudad, cada vez son más las familias que contratan un seguro para su casa. La información que muestran las firmas revela que el año pasado el número de pólizas de las que se conocen como “multirriesgo” o “combinado familiar” que las empresas del sector vendieron creció entre un 15 y un 30 por ciento en relación a 2010. El hecho está asociado en primer término al temor de muchas familias rosarinas de sufrir algún robo en su vivienda En tanto, y con respecto a esta cuestión, altas fuentes policiales de la Unidad Regional II admitieron fuera de micrófono que en 2011 los escruches crecieron levemente en comparación con el año anterior, aunque (y si bien lo habían preparado a pedido de este medio) no entregaron oficialmente datos concretos (ver aparte).
El fenómeno de los comportamientos sociales ante los hechos delictivos se ha abordado  de diversas formas. En los últimos tiempos mucho se ha publicado sobre el crecimiento de ventas de alarmas, puertas blindadas y cajas de seguridad, por citar sólo algunos ejemplos. Pero tal vez el síntoma más fehaciente de la “sensación inseguridad” de un sector importante de la población, siempre asociado a la clase media, está vinculado con la creciente contratación de seguros para el hogar ante el miedo de sufrir un robo. Por el otro lado, según explican desde las empresas del sector, es ese temor lo que llevó a que en los últimos años también se consolidara el incremento de la oferta de coberturas para el hogar en algunas compañías.
Lo cierto es que de acuerdo a un sondeo realizado por este medio y datos concretos recogidos de las compañías de seguros que tienen más penetración en el mercado local, las familias rosarinas no son la excepción y se suman cada vez más a la  idea de asegurar su casa. El hecho – que en rigor comenzó a darse hace ya algunos años– marca un quiebre, ya que en Rosario el pagar una cuota mensual para proteger la vivienda nunca estuvo arraigado en la cultura ciudadana. En concreto, el año pasado el número de pólizas que las aseguradoras vendieron crecieron entre un 15 y un 30 por ciento en relación al anterior, de acuerdo a la empresa que se consulte.
El seguro en cuestión, en tanto, es el llamado  multirriesgo o combinado familiar, que según la cobertura que se contrate puede incluir no sólo protección contra robos, sino también incendio y responsabilidad civil. Según explicó Manuel Agnello, de Sancor Seguros, en esa compañía el año pasado la contratación de este tipo de pólizas creció un 30 por ciento en relación a 2010. Este fue el incremento más alto recogido por este medio.
“El incremento se da en primer lugar por la sensación de inseguridad. Ese es el principal motivo”, sostuvo el especialista, quien al instante agregó que en Rosario la suba en la comercialización de pólizas comenzó a darse “a mediados de 2005” cuando “la situación económica se empezó a reacomodar”.
“Es decir, esa sensación de inseguridad se respalda con el nivel adquisitivo, que es mejor que en otros momentos. La gente va tomando más ese resguardo, el de cubrir su domicilio. Y en la ciudad todas las compañías vienen creciendo”, graficó Agnello.
En tanto, José Nanni, gerente comercial de San Cristóbal Seguros, otra de las firmas de peso en Rosario, sostuvo escuetamente que entre julio y diciembre de 2011, en comparación con el mismo período del año anterior, hubo un crecimiento del 15 por ciento “en lo referente a cantidad de operaciones”.
La misma tendencia advierten en el Grupo Asegurador La Segunda, donde vienen observando “un marcado aumento” de pedidos de cobertura contra robos, y “con ello el consecuente aumento de siniestralidad”. En esta firma se excusaron de entregar información estadística, ya que no suelen llevarlas de “manera general”.
El Ciudadano además sondeó a tres empresas con menor participación en el mercado local, y todas también hablaron de un crecimiento de alrededor del 15 por ciento en 2011. En algunos casos con datos más precisos, en otras, dijeron no tener informes concretos a mano pero igualmente refirieron a cifras que oscilan en ese porcentaje.
Según explicó Agnello, el monto que se puede llegar  a pagar mensualmente  depende de lo que se pretenda  asegurar. “Por ejemplo, una cobertura de 70 pesos por mes es razonablemente adecuada para tener el contenido básico de una casa  asegurado. Todo lo necesario para que una vivienda funcione: desde el televisor y una computadora hasta los cubiertos, ropa y herramientas. Con ese límite mensual se puede estar cubriendo 20 mil pesos de contenido que hayan robado. Igualmente, el mercado tiene muchas coberturas, algunas están contempladas y otras se tienen que solicitar. Y al no estar de entrada cubierto, el precio del seguro crece”, marcó el especialista.
En tanto, también relató que la mayor cantidad de delitos “se da los fines de semana” cuando los habitantes salen de su casa, “y también los fines de semana largos”. Y, claro está, “además se ve mucho en las vacaciones”. Es en los meses previos a los períodos vacacionales donde la gente se acerca más a averiguar, coincidieron todos los consultados.
“Hay de todo. Y son rachas. Hay veces que aparecen varias denuncias por departamentos y a veces que vienen varias por casas. Lo mismo sucede con las zonas: llegan tanto de, por ejemplo, Ludueña, como del centro. Lo que cambia es lo que se roba, pero el valor para la persona es el mismo”, explica Agnello cuando se le pregunta qué tipo de vivienda es la más robada. “La gente se va alarmando cuando tiene un problema o cuando le sucede, por ejemplo, a un vecino”, concluye Agnello.