Rosario sigue libre de glifosato

Fuente: elciudadano | Fecha: 2017-12-07

La reunión en el Concejo Municipal para tratar un proyecto alternativo a la prohibición del glifosato no juntó el quórum necesario. Sigue vigente lo sancionado el 16 de noviembre pasado cuando se aprobó por unanimidad la prohibición del glifosato. Sin embargo, días más tarde, 15 concejales cambiaron su postura y apoyaron el ingreso de un nuevo proyecto para dar marcha atrás con aquella decisión e impulsar no ya la prohibición sino un protocolo para su uso. El próximo martes se vence el plazo para que la intendenta, Mónica Fein, promulgue o vete la norma.

La comisión de Ecología y Medio Ambiente cuenta con siete miembros, de los cuales se necesitan cuatro para que un proyecto prospere.

“Los concejales que proponían un proyecto con modificaciones en la ordenanza no reunieron los votos necesarios en la comisión de Ecología. Eso significa que sigue vigente lo sancionado el 16 de noviembre, es decir, la prohibición”, dijo Miatello, del bloque Compromiso por Rosario y uno de los promotores de la norma junto Pedro Salinas, de Ciudad Futura.

En referencia a los concejales que propusieron otro protocolo del proyecto, Miatello expresó que cada uno tiene que responder por lo que hace y por lo que vota.

“El tema del glifosato se viene discutiendo desde hace años en el Concejo. El proyecto final pasó por dos comisiones: la de Salud y la de Ecología y Medio Ambiente, y en ninguna de las dos se hizo ninguna objeción. En el recinto también fue votado por unanimidad y tampoco se hizo ninguna objeción”.

Y agregó: “Entiendo que alguien pueda cambiar de opinión pero correspondería plantear un nuevo proyecto, volver a discutirlo. No a las apuradas sino con tiempo. Toda ordenanza siempre puede ser mejorada pero plantear de un día para el otro y cambiando un voto que realizaron 15 días atrás, es difícil de comprender. Los que tienen que dar explicaciones son los que lo hicieron”, sostuvo el concejal.

Para el edil del  bloque Compromiso por Rosario en el tema del glifosato hay dos miradas: por un lado, el tema de la salud y lo ambiental y por otro lado, lo productivo. “Parece que fueron cosas contrapropuestas, yo entiendo que no. Uno puede favorecer la producción y la creación de la riqueza y a su vez preservar el medio ambiente y la salud”, especificó el edil.

Para el edil generar riquezas sin cuidar el medio ambiente y la salud no tiene sustentabilidad en el tiempo. “Entiendo los argumentos que tienen que ver con el tema productivo y la riqueza que genera por la exportación y demás. Se pueden compatibilizar. Pero es necesario compatibilizar producción, con salud y medio ambiente”.

Y concluyó: “Creo que el proyecto ya está cerrado, salvo que el oficialismo busque otra vía. Mañana (por hoy) es la sesión y no veo posibilidades de que se vuelva a reabrir la discusión. El martes que viene se vence el plazo para que la intendenta Fein promulgue o vete el proyecto”.

La voz de las ONG´s

Victoria Dunda es abogada de la Multisectorial “Paren de Fumigarnos” y “El Paraná no se toca” y advirtió que el proyecto de prohibición del glifosato siempre estuvo vigente.

“El proyecto que fue aprobado por el Concejo por unanimidad tiene la finalidad de la prohibición de glifosato para uso y aplicación en todo el ejido de la ciudad de Rosario, tanto para la línea productiva como para la línea jardín”, explicó Dunda.

Y sostuvo que el proyecto de los concejales del Pro y del socialismo intenta modificar una norma que aún no está promulgada. “Es una norma renga e inexistente porque le falta el plazo del Ejecutivo para cumplirla. Intentan modificar lo que no existe pero desde una ordenanza que ni siquiera tiene en cuenta el herbicida glifosato”, aseguró.

Dunda contó que desde las organizaciones sociales cuestionaron las informalidades absurdas y brutas que tuvo el ingreso del proyecto por ser inconstitucional, regresivo y no respetar el ordenamiento público ambiental.

“Proponen una modificación al artículo primero de la ley votada por unanimidad diciendo que se va a regir en todo el ejido urbano de la ciudad la aplicación de productos toxicológicos A, B y C, que son banda roja, amarilla y azul, a través de un protocolo. Pero nunca mencionan en la ordenanza, por ende deja al libre albedrío de cualquier persona, al herbicida glifosato que está categorizado como categoría B, banda verde”, expresó Dunda.

La mujer sostuvo que lo se trató hoy (por ayer) en la comisión de Ecología y Medio Ambiente fue un proyecto ingresado por la ventana del Concejo que intenta modificar la ley votada por unanimidad y cayó porque no obtuvo la aprobación.

“El significado de la ordenanza es proteger la salud pública de toda la ciudadanía rosarina. Cuando se habla de la «línea jardín», se habla de la venta libre que tiene el glifosato, mas conocido como mata yuyo. Es decir, que si vas a un vivero y pedís algo porque se te mueren las plantas, te venden mata yuyo y es a base de glifosato. Además se controlan las plazas públicas, los estadios de fútbol, de hockey, hay un uso indiscriminado sin información de este herbicida altamente tóxico”, concluyó.